Existen muchas causas:

  • Caries avanzada
  • Accidente (fractura debida a un golpe)
  • Inflamación de los tejidos de soporte del diente (parodontitis)
  • Ausencia de formación del diente (agenesia)
  • Enfermedad sistémica
  • Medicamentos y tratamientos

La ausencia de dientes acarrea las siguientes consecuencias:

  • Pérdida ósea (el hueso sin estímulos tiende a menguar)
  • Posibles desplazamientos y complicaciones a nivel de otros dientes sanos
  • Disminución de la función masticatoria
  • Problemas de digestión
  • Perjuicios estéticos y modificación de la expresión del rostro
  • Dificultades de locución

 

Los implantes dentales permiten paliar dichas complicaciones, aportando una solución no solo estética sino también funcional.

El tratamiento con implantes permite:

  • Reemplazar una única pieza dental
  • Reemplazar varias piezas dentales
  • Reemplazar todas las piezas dentales de una mandíbula totalmente vacía.

 

En este caso, los implantes permiten fijar un puente o estabilizar una prótesis extraíble.

La colocación de un implante no es una solución imprescindible, pero si las condiciones lo permiten, es la solución preferible. En el tratamiento con implantes no es necesario apoyarse sobre las piezas dentales adyacentes, al contrario de lo que ocurre en la colocación de un puente. De este modo, se pueden preservar las piezas sanas adyacentes, no hay que limarlas.

Además, el puente no transmite las fuerzas de masticación al hueso, por lo que puede producirse un deterioro del mismo.

En cambio, el anclaje del implante en el hueso ejerce una influencia mecánica sobre el tejido óseo que fomenta la formación de hueso nuevo.

Al servir de anclaje, los implantes permiten también reemplazar los aparatos extraíbles por una prótesis fija.

El titanio se ha impuesto como material de referencia gracias a su alta resistencia y a su excelente tolerancia por el organismo (biocompatibilidad).

Aunque en la mayoría de casos la colocación de implantes es la solución más aconsejable, existen ciertos factores de riesgo que hay que tener en cuenta:

Contraindicaciones generales:

  • Paciente demasiado joven (debe haberse completado el crecimiento óseo)
  • Mal estado general del paciente
  • Cicatrización difícil
  • Embarazo
  • Bruxismo grave (rechinamiento nocturno de los dientes)
  • Tabaquismo, toxicomanía o alcoholismo graves
  • Patologías graves (cáncer, sida declarado, etc.)
  • Otras enfermedades (problemas cardíacos, diabetes no estabilizada, depresión, etc.)

 

Contraindicaciones locales:

  • Mal estado del hueso o de la encía
  • Higiene bucodental insuficiente
  • Volumen óseo insuficiente (se podrá recomendar un injerto óseo)
  • Mala calidad del hueso (densidad ósea insuficiente) Presencia de obstáculos anatómicos (seno o nervio dental)

El examen detallado realizado por el facultativo permitirá evaluar todos estos factores de riesgo. Solo se barajará la colocación de implantes si se trata de las solución más adecuada y las posibilidades de éxito son elevadas.

El tabaquismo es una contraindicación relativa. Se recomienda encarecidamente dejar de fumar para garantizar el éxito del tratamiento.
En efecto, el tabaco retrasa la cicatrización de los tejidos y puede influir negativamente en la etapa de consolidación ósea alrededor del implante (fase de “osteointegración”).
Además, el tabaco también puede reducir la vida de los implantes dentales.

No hay límite superior de edad. Cualquier persona de edad avanzada puede ser candidata para la colocación de implantes, siempre y cuando no presente factores de riesgo. Por el contrario, no pueden colocarse implantes en pacientes demasiado jóvenes (menores de 18 años, aproximadamente). Es absolutamente imprescindible que se haya completado el desarrollo de la mandíbula.

Es difícil hacer una estimación de los costes, dado que estos varían en función de la complejidad del caso clínico (número de implantes, aumento de la masa ósea, etc.). Los costes pueden variar enormemente de un paciente a otro, antes de cualquier tratamiento hay que solicitar un presupuesto.

Solo se podrá entregar un presupuesto después de un examen detallado.

Las tarifas para la colocación de implantes no son fijas, dependen de cada dentista. Los implantes dentales no entran en la categoría de gastos reembolsables por la Seguridad Social. porque se consideran prótesis con nomenclatura HN. Algunas mutuas cubren los gastos de colocación de implantes dentales (informarse previamente sobre el periodo de carencia asociado a ciertos costes dentales).

En cambio, las prótesis colocadas sobre los implantes sí podrán ser reembolsadas parcialmente por la Seguridad Social en algunos casos.

Condiciones que deben cumplirse para que el tratamiento tenga éxito:

  • Higiene bucodental impecable
  • Facultativo competente y con experiencia
  • Tratamiento individualizado de cada paciente
  • Seguimiento y controles regulares garantizados por el facultativo.

Cuando se realiza una cirugía, no existe un porcentaje de éxito del 100 %. No obstante, el porcentaje de fracaso es muy bajo.
La fiabilidad de los actuales tratamientos con implantes está totalmente demostrada. El éxito depende de muchos factores, como la calidad del hueso, la experiencia del cirujano, la ausencia de factores de riesgo, la higiene bucodental del paciente y el seguimiento profesional.

Desde el examen preliminar hasta la colocación de la prótesis, la duración de un tratamiento con implantes puede oscilar entre los 4 y los 12 meses.
La envergadura del tratamiento (número de implantes, aumento de la masa ósea, etc.) será lo que determine su duración.

La fase quirúrgica consiste en introducir los implantes dentales en el hueso maxilar. Se realiza con anestesia local y es indolora.
La duración de la intervención oscila entre 30 minutos y 2 horas, en función de su complejidad (número y localización de los implantes, volumen de hueso disponible, etc.).
El facultativo realiza una incisión en la encía y perfora el hueso en el lugar destinado al implante. Cuando el volumen óseo no es suficiente para la colocación del implante, puede considerarse la posibilidad de aumentar la masa ósea. Una vez colocado el implante, se cierra y se sutura la encía. Cuando haya ocurrido la cicatrización (denominada “osteointegración”), se fijará una prótesis sobre el implante.

Los tratamientos con implantes han experimentado importantes avances. Entre los más destacables se encuentran la representación en 3D de la mandíbula del paciente, que aumenta la calidad de las restauraciones dentales y garantiza resultados precisos, estéticos e individualizados. El facultativo podrá dar preferencia a esta tecnología en los casos más complejos.

La colocación de implantes se realiza normalmente con anestesia local, por lo que es una intervención totalmente indolora.
Los posibles dolores posteriores a la intervención podrán aliviarse con analgésicos.

Una vez colocado el implante, hay que esperar 2 o 3 meses para colocar la prótesis (tiempo necesario para la cicatrización).
Durante este periodo de tiempo se puede colocar un diente provisional por motivos estéticos (especialmente en las zonas visibles).

Los implantes dentales tienen una vida prolongada, incluso ilimitada. Estudios clínicos realizados a largo plazo demuestran que los implantes dentales, en teoría, tienen una duración ilimitada, siempre y cuando se mantenga una buena higiene bucodental y se realice un seguimiento profesional.
Solo un mal estado de conservación del hueso podría reducir la vida de los implantes.

Una buena higiene bucodental y un seguimiento regular son determinantes para garantizar la duración de los implantes a largo plazo. En casos de higiene bucal insuficiente, los implantes son más susceptibles a las infecciones que las piezas dentales naturales.

Fabricado por: Biotech Dental.

Digital Biotech Dental

Odontología digital

SOLUCIONES DIGITALES PARA EL GABINETE DENTAL

La odontología digital revoluciona la odontología tradicional y ofrece nuevas formas de comunicación con los pacientes.

Descubrir
Formation esthétiques - Biotech Dental

Soluciones estéticas y restauradoras

¡RENOVACIÓN DE SU SONRISA!

La medicina estética dental es un auténtico fenómeno social que ofrece soluciones para proporcionarle una sonrisa perfecta.

Descubrir